PARÁBOLAS DEL NUEVO TESTAMENTO CRISTIANO
DESDE UN PUNTO DE VISTA HUMANO EN NUESTRA VIDA DIARIA

Home Page Parábolas

Indice de las Parábolas

Edyd.com

d6ok.com 

 



  

 
 

 

 

LOS CAPITALES ENCOMENDADOS

.

Un empresario, al irse de viaje, llamó a sus empleados y los dejó encargados de sus bienes: a uno le dejó cinco millones, a otro dos, y a otro uno, según sus capacidades hasta el momento demostradas. Luego se marchó.

El que recibió cinco millones fue en seguida a negociar con ellos y ganó otros cinco; el que recibió dos hizo lo mismo y ganó otros dos; en cambio el que recibió uno hizo un hoyo en la tierra y escondió el dinero de su señor.

Al cabo del tiempo volvió el patrón de aquellos empleados y los llamó a saldar cuentas. Se acercó el que había recibido cinco millones y le presentó los otros cinco diciendo:

-- Señor, cinco millones me dejaste; mira, he ganado otros cinco.

Su señor le respondió:

-- Muy bien, empleado fiel y cumplidor. Has sido fiel en lo poco, te pondré al frente de mucho; pasa a la fiesta de tu señor.

Se acercó luego el que había recibido dos millones y dijo:

-- Señor, dos millones me dejaste; mira, he ganado otros dos.

-- Muy bien, empleado fiel y cumplidor. Has sido fiel en lo poco, te pondré al frente de mucho; pasa a la fiesta de tu señor.

Finalmente se acercó el que había recibido un millón y dijo:

-- Señor, supe que eres hombre duro, que siegas donde no siembras y recoges donde no esparces; me asusté y fuí a esconder tu millón bajo tierra. Aquí lo tienes.

El señor le replicó:

-- ¡ Empleado negligente y cobarde ! ¿ Conque sabías que siego donde no siembro y recojo dondo no esparzo ? Pues entonces al menos debías haber puesto mi dinero en el banco, para que al volver yo pudiera recobrar lo mío más los intereses.

-- Quitadle el millón y dádselo a que tiene diez; porque al que produce se le dará hasta que le sobre, mientras que al que no produce se le quitará hasta lo que tiene. Y a ese empleado inútil, echadlo afuera, a las tinieblas; allí será el llanto y el apretar de dientes.
.

Comentarios:

1- Pongamos en el cumplimiento de nuestros deberes un verdadero entusiasmo en sacarlos adelante. Los beneficios llegarán por añadidura.

2- Quien espera a que las cosas le lleguen por sí solas, sin poner su propio esfuerzo, simplemente se quedará solo y sin nada.
.

 
 

Para buscar en las parábolas:

Búsqueda personalizada

 

Para buscar en la web:

Búsqueda personalizada

 

Política de Privacidad

© Copyright www.edyd.com  www.d6ok.com             

------------------------------